Fuego! Nos calienta, nos desconcierta, nos deleita y, a veces, nos aterra. Una cosa es segura: sería difícil imaginar una vida sin fuegoEn las noches frías de invierno, el fuego nos mantienen calientes y nos ayudan a sobrevivir. Sin fuego, sería imposible cocinar los alimentos que nos encantan, de hecho, comer sentado alrededor de una fogata puede ser una de las experiencias más placenteras de la vida.

Pero todo no iba a ser alegría y felicidad, si ese fuego consume una casa, se pueden perder vidas y pertenencias de incalculable valor. El fuego es una de las fuerzas de la naturaleza más incontrolables de nuestro mundo y el primer gran descubrimiento de la humanidad. Su dominio supuso el inicio de la civilización. Fue la semilla de incontables avances posteriores que, junto con los comienzos de la escritura y la invención de la rueda, han construido las sociedades tal y como las conocemos actualmente

¿Pero exactamente quién lo inventó? La respuesta sería nadie, el fuego ya existía en la era primigenia y seguirá existiendo cuando nos hayamos ido. La pregunta correcta sería... 


¿Cuando ocurrió el descubrimiento del fuego?

prometeo fuego

El fuego en la Prehistoria

descubrimiento del fuego

El fuego es una reacción natural, no necesitaba ser inventado. El fuego ha existido durante millones de años y las primeras criaturas que precedieron a los seres humanos probablemente eran muy conscientes de ello. Cuando los rayos golpeaban un bosque y creaban un incendio, probablemente los intrigaban y sorprendían

Pero ¿Exactamente quién fue el primero en crear y controlar el fuego? ¿Y cuándo sucedió? Estas son preguntas que no tienen respuestas claras. De hecho, son algunas de las preguntas más frecuentes que los científicos aún estudian hoy y que esperan responder definitivamente algún día. Obviamente, las cerillas y los mecheros no existían hace millones de años. Sin embargo, es posible que el fuego se obtuviera de forma natural de un incendio provocado por un rayo y se mantuviera encendido para utilizarlo con diversos fines, como cocinar y calentar. Los hombres primitivos sabían utilizar el fuego, pero desconocían la forma de encenderlo.

Los evolucionistas teorizan que con el tiempo, los pre-humanos también pueden haber aprendido cómo hacer fuegos primitivos utilizando palos y pedernal, golpeando rápidamente dos piedras, o rozando una cuerda contra una madera. Estos científicos creen que aprender a hacer y controlar el fuego fue probablemente uno de los primeros descubrimientos realizados por los pre-humanos que caminaban erguidos sobre dos piernas.

En esa época el fuego era el mayor de los tesoros, y el hecho de no tener todavía dominada su creación hacia que se cuidara y se defendiera con la vida. Por aquellos días la única forma de conseguirlo era en erupciones volcánicas o con rayos ocasionales sobre madera seca.

Hoy en día, muchos científicos creen que el uso controlado del fuego fue probablemente logrado y perfeccionado por un ancestro humano antiguo conocido como Homo Erectus, durante la Edad de Piedra Temprana, hará 1.600.000 años. Los arqueólogos han descubierto evidencia de lo que creen que es el uso controlado del fuego en la Cueva Wonderwerk en Sudáfrica, así como la región del Lago Turkana en Kenia.

Capitulo de Erase una Vez.. El Hombre en donde se refleja el descubrimiento accidental del fuego.

Cortometraje  en tono de humor de dos trogloditas intentando hacer fuego.

Aunque es imposible saber exactamente quién utilizó el fuego en estas áreas o cómo lo usaron, los expertos creen que estos sitios muestran que los primeros ancestros de los seres humanos controlaron el fuego hace más de un millón de años. Las pruebas en algunos de los sitios indican que el uso del fuego podría remontarse a casi dos millones de años.


¿Qué supuso el descubrimiento del fuego?

fuego prehistórico

Además de ayudar al Homo Erectus a mantenerse caliente en las largas y despiadadas temporadas invernales, el fuego supuso otros avances para la vida de sus descubridores.

El control del fuego permitió comenzar a cocinar carnes y vegetales, como consecuencia la comida aguantaba más tiempo al estar cocida. El antropólogo de Harvard Richard Wrangham ha sugerido que los alimentos cocinados permitían un mayor desarrollo y evolución del cerebro, transformando a nuestros ancestros durante millones de años en los seres humanos que somos hoy.

El uso del fuego en antorchas también permitió a los hombre defenderse contra animales que les atacaban. Cuando un depredador les encaraba bastaba con amenazarle con el fuego y era suficiente para que el animal se alejara. Esto supuso que bajará la mortalidad de la especie y que evolucionaran y crecieran al amparo del fuego.


Últimos Posts


Si te ha gustado este articulo compártelo en redes sociales y déjanos unas estrellitas.
¡Gracias!

Deja un comentario

Cerrar menú