Te acabas de comprar una casa o un local y estas pensando en instalar un detector de incendios ¿Conoces que tipo de detector de humo es el más adecuado para tu situación? Nosotros si!

Los detectores de humo son los reyes en sistemas de prevención contra incendios. Su ajustado precio y fácil instalación los convierten en una solución sencilla y cómoda que brinda tranquilidad a los propietarios de casas y negocios.

Existen dos tipos y se basan en diferentes principios físicos y de funcionamiento. Para que lo tengas claro y aciertes hemos preparado esta guía donde te contamos todo lo que necesitas saber al respecto. Veamos a continuación qué tipos de aparatos hay disponibles en el mercado y sus principales características.


Detectores de humo ópticos o fotoeléctricos

Su funcionamiento es muy sencillo. Se basa en la emisión de un haz de luz que incide de manera continua sobre una célula fotoeléctrica. Cuando se produce humo por una llama, este oscurece el aire, de manera que acaba por bloquear el rayo de luz, impidiendo al mismo impactar sobre la celda. Es entonces cuando se activa la alarma sonora, avisando con ello de la presencia de fuego en la zona.

Suelen ubicarse en de los conductos de ventilación de los edificios o locales, donde es más fácil detectar la presencia de humos. Hay que tener en consideración si el ambiente de la zona va a contener una alta densidad de polvo o pequeñas partículas en el aire, en cuyo caso habrá que plantearse si es mejor instalar otro tipo de detector, si no va a ser posible tener un mantenimiento preventivo y continuado de estos aparatos.

Existen tres tipos diferentes de detectores fotoeléctricos, según la forma de detección provocada por la presencia del humo:

  • De rayo infrarrojo: se basa en el principio de opacidad. Ante la presencia de humo, disminuye la luminosidad del haz que incide en el receptor fotoeléctrico, lo que activa la alarma.
  • De tipo puntual: en este aparato, el emisor de luz y el receptor fotoeléctrico se hallan separados por una pantalla, formando un ángulo de 90º entre ellos, de manera que la luz no alcance a la célula óptica. Al entrar el humo en su interior, provoca una dispersión del haz lumínico por refracción, que acaba por alcanzar al receptor fotoeléctrico. Esta es la señal que provoca el aviso sonoro de emergencia por fuego. Este modelo es uno de los más utilizados en el ámbito doméstico en la actualidad.
  • De láser: se activa ante el oscurecimiento o dispersión de la luz en la cámara del sensor. El haz del láser se dispersa al chocar con las partículas de humo, impactando en las células fotosensibles ubicadas en diversas zonas de la cámara, disminuyendo la intensidad de dicho haz. Esto mejora enormemente el rendimiento y disminuye las falsas alarmas.
led detector humo fotoelectrico

Funcionamiento de un detector de humo fotoeléctrico de laser

Dentro de los sistemas de detección ópticos - fotoeléctricos, se conocen dos tipos diferentes de tecnologías: los detectores denominados analógicos o convencionales y los digitales o inteligentes.

DETECTORES ANALÓGICOS O CONVENCIONALES

Muestran los niveles y concentraciones específicas de las variables a medir. Soportan una tecnología más sencilla, pues no contienen ningún software incorporado para validar las concentraciones de humo o partículas en suspensión. La alarma se activa por el fenómeno de opacidad lumínica.

Se usa con frecuencia en todo tipo de edificaciones (locales, comercios, garajes, etc). Son instalaciones muy eficaces y que requieren poco mantenimiento. Cuando se activan como alarma, emiten avisos sonoros y también lumínicos para alertar del peligro. Son las típicas sirenas de aviso de fuego

DETECTORES DIGITALES O INTELIGENTES

Los de este tipo son capaces de detectar variaciones en los niveles de humo, aunque no pueden especificar las cantidades exactas de los mismos.

Este detector lleva un software incorporado que verifica concentraciones en suspensión en el aire, por lo que es más fiable a la hora de activarse y avisar de la presencia de un fuego en la zona, evitando errores y falsos positivos.

Es un sistema de detección muy adecuado para grandes edificios como hospitales, hoteles, colegios, etc.


Detectores de humo iónicos

La mecánica es también muy simple. El aparato ioniza el aire de su interior, lo que crea una corriente eléctrica que, al verse bloqueada por la presencia del humo, activaría la alarma antiincendios.

Se componen de un compartimento de ionización, que contiene una pequeñísima cantidad del isótopo 241 del elemento químico Americio (241Am). Este elemento emite de forma continuada un tipo de radiación muy ligera e inocua, conocida como radiación alfa. Debido a ello, el aire de alrededor del detector se ioniza con rapidez, y gracias a un dispositivo compuesto por un par de electrodos bipolares, se genera una corriente eléctrica.

El funcionamiento de estos detectores se basa en una reducción de la propiedad conductiva en el aire. Cuando el humo alcanza al detector, este provoca una disminución de la capacidad ionizante del mismo, lo que minimiza la corriente eléctrica e incluso puede llegar a interrumpir el circuito por completo. De esta forma, salta la señal de peligro y comienza a sonar la alarma de incendios.

detector iónico limpio
detector iónico humo

Estos dispositivos suelen usarse con frecuencia en la industria química, ya que son más sensibles y detectan con mayor rapidez posibles conatos de incendio y fuegos activos. De hecho, estos aparatos son tan precisos y su sensibilidad es tan elevada que no funcionarían correctamente si por la zona corre una corriente de aire superior a 0,5 m/s, y podrían activarse simplemente colocando entre su parte emisora y receptora un delgada hoja de papel.

Paradójicamente, suelen ser más baratos que los detectores óptico y fotoeléctricos, a pesar de que a la vista quedan sus mejores prestaciones.


Otros tipos de detectores de incendios 
(sin humos)

Si bien los detectores de humo son los más extendidos, también existen otros tipos de detectores de incendios que pueden ofrecernos excelentes prestaciones. A saber:

Detectores térmicos

Se trata de un detector de incendios que se fundamenta en verificar variaciones de temperatura dentro de su zona de acción. No es, por lo tanto, un detector de humos en sentido literal, aunque su finalidad es la misma: avisar de la presencia de fuego en la zona donde actúa.

Se les llama de detección tardía debido a que no llegan a activarse hasta que la temperatura del lugar en el que estén instalado no alcanza alcanzan temperaturas superiores a los 68º C. Por ese motivo, no son tan eficaces como otras alarmas contra incendio y se utilizan solo en edificaciones con volumen más reducido y cuyos techos no superan los 7 metros de altura.

Es el más recomendado para instalar en una cocina doméstica, al estar basado su funcionamiento en la detección de una subida de temperatura. En este caso, no es buena idea colocar en su lugar un detector fotoeléctrico, pues podría activarse simplemente, por ejemplo, por el vapor caliente proveniente de la cocción de los alimentos o el emitido durante el horneado de los mismos.

Detectores de radiación

Al igual que los detectores térmicos, no se trata de un detector de humos en el sentido literal de la palabra, sino de una alarma de incendios. La base de su funcionamiento radica en la interceptación de la radiación que se emite al quemarse los materiales durante un incendio.

Suelen implementarse estos sistemas de detección en lugares abiertos o con techumbres muy elevadas y también son considerados, por lo tanto, como detectores de activación tardía. Su alta especialización e hipersensibilidad precisan de un mantenimiento y limpieza de los mismos más exhaustiva y continuada en el tiempo, para evitar que pierdan su efectividad y puedan llegar a provocar falsas alertas de incendio.

Está implementada por normativa legal su utilización para prevenir acumulaciones de gases y humo en aparcamientos subterráneos o estancos, además de como método de alerta contra incendios. De esta forma se optimizan los sistemas de ventilación y extracción de gases y humos en estas instalaciones, controlando la activación o pausa de los ventiladores extractores.


Post más visitados


Si te ha gustado este articulo compártelo en redes sociales y déjanos unas estrellitas.
¡Gracias!

Tipos de detectores de humos | Guía útil para diferenciarlos y elegir el ideal
5 (100%) 4 vote[s]

Deja un comentario

Cerrar menú