Todos conocemos lo importante que es conocer cualquier regulación y legislación relativa a nuestra vida cotidiana del país en el que vivimos. También somos conscientes de que cada nación y estado trata de normalizar y estandarizar todas estas cuestiones bajo su propia jurisdicción, de manera que se haga patente la creación de una guía reguladora que permita a sus ciudadanos y empresas actuar en los distintos ámbitos de aplicación.

Es por ello que hemos visto muy conveniente el tratar el tema de la regulación sobre extintores en otros países de nuestra amplia comunidad hispana. En este post hablaremos ampliamente sobre la normativa de extintores en México.


Clasificación de los extintores según la normativa

Empecemos por describir cuántos tipos de extintores hay. La clasificación depende de la variable que seleccionemos, que en este caso se basa en el tipo de agente extinguidor que contiene. Teniendo en cuenta esta apreciación especificada por la normativa de extintores de México, podemos dividirlos en cuatro clases principales:

Clase I
Con base de agua

Se denomina de esta forma a aquellos extintores que contienen un potencial de hidrógeno, medido en pH, de entre 5,5 y 9,5.

Clase II
A base de polvos

Son aquellos que contienen agentes químicos de características ignífugas y pulverizados.

Clase III
De dióxido de carbono

Basa su potencial extinguidor en el desplazamiento del oxígeno comburente por el anhídrido carbónico.

Clase IV
De agentes limpios

Emplean gases específicos para combatir el fuego, como el Trifluorometano.

Estas clases de extintores a su vez se pueden subdividirse en otras categorías menores más específicas. Por ejemplo, los extintores a base de agua pueden contener agua pura o agua con aditivos (agentes humectantes, agentes que incrementan la viscosidad, agentes retardantes de la llama, agentes espumantes o agentes químicos húmedos). Todo estas especificaciones técnicas quedan recogidas en la normativa para extintores y pueden ser consultadas por quienes requieran de mayor información.


Capacidad antifuego de los extintores

Existe toda una reglamentación determinada con respecto a los extintores a la hora de afrontar los diferentes tipos de fuego que se les supone su extinción. Veamos primero cómo podemos clasificar a estos y entendamos a que hace referencia cada categoría.

Fuego Clase A

Fuego clase A

Es aquel que se presenta en material combustible sólido, generalmente de naturaleza orgánica, y que su combustión se realiza normalmente con formación de brasas.

Fuego clase B

Fuego clase B

Es aquel que se presenta en líquidos combustibles e inflamables y gases inflamables.

fuego-clase-c

Fuego clase C

Es aquel que involucra aparatos, equipos e instalaciones eléctricas energizadas.

Fuego clase D

Es aquel en el que intervienen metales combustibles, tales como el magnesio, titanio, circonio, sodio, litio y potasio.

fuego-clase-k

Fuego clase K

Es aquel que se presenta básicamente en instalaciones de cocina, que involucra sustancias combustibles, tales como aceites y grasas vegetales o animales. Los fuegos clase K ocurren en los depósitos de grasa semipolimerizada, y su comportamiento es distinto a otros combustibles.

Sabiendo todo esto, se concluye que los extintores recomendados para la extinción de fuegos de la clase A son los basados en agua y agentes limpios. Para los fuegos de clase B, son indicados tanto los de base acuosa con espuma, de agentes limpios y de dióxido de carbono.

La capacidad de extinción para el uso en la clase C sólo puede atribuirse a los extintores a base de polvo químico seco, dióxido de carbono y agentes limpios. Los extintores aptos para los fuegos clase D generalmente no son adecuados para usarse en otros tipos de fuego. Generalmente se usan agentes y extintores especializados. Finalmente, los fuego de clase K, también conocidos como clase F en otros países, requieren de extintores específicos basados en acetato de potasio.


Lozalización y métricas de ubicación de extintores

La cuestión de la localización, altura media y distancia entre extintores es una de las normas más estandarizadas a nivel internacional. De todas maneras, es necesario conocerlas al detalle, para evitar no solo situaciones de riesgo sino para prevenir incumplimientos de la ley.

Como norma general, los extintores deben situarse en lugares bien visibles y sin obstáculos que dificulten su localización y uso. De igual forma, la altura recomendada para su colocación es de 1,5 metros sobre el nivel del piso, nunca por encima de los 1,7 metros, y sobre una pared vertical.

Se deben situar en las ubicaciones acondicionadas para que su uso sea lo más eficaz posible, siempre priorizando aquellas zonas más proclives a sufrir un incendio, para que la actuación sobre el mismo sea lo más rápida posible. Es recomendable colocar extintores cerca de los puntos en los que existen más probabilidades de que se inicie un fuego, como cerca de cuadros eléctricos, en las cocinas, etc.

También hay que tener en cuenta el tipo de edificación donde será ubicado (comercial, público, industrial, privado, etc.) a la hora de ver si alguna especificación varia y deba ser tenida en consideración.

En edificios de uso general, deberán existir extintores cada 15 metros de recorrido desde cualquier origen de evacuación. Esto quiere decir que estemos donde estemos tendremos que tener un extintor a menos de 15 m.

distancia extintores

Marcado y color de los extintores según normativa

El color recomendado por ley para los cilindros de los extintores es el rojo, algo que está bastante generalizado a nivel internacional. Las instrucciones de operación, inspección de recarga y de mantenimiento deben estar contenidas en una placa de metal, grabadas en una banda, en relieve sobre la superficie, etiquetada o serigrafiada. Sea como fuere, siempre debe contener la siguiente información:

  • El agente extinguidor contenido en el cilindro.
  • El nombre o marca del fabricante.
  • El nombre del comercializador.
  • La clasificación del extintor.
  • El número de certificado de cumplimiento emitido por el organismo de certificación de producto.

También debe incluirse en algún lugar los datos técnicos, como la presión nominal, el mes y año de fabricación, así como el país de origen. Finalmente, todos deben poseer una etiqueta donde, además de los datos anteriormente indicados, contenga las instrucciones de operaciones y de mantenimiento, en idioma español. 


Mantenimiento y vigilancia periódica

Asegurarnos que los extintores se conservan en buen estado y de que su mantenimiento es el adecuado, es imprescindible para que tengamos las garantías necesarias de que, llegado el caso que necesitemos utilizarlos, van a funcionar a la perfección y cumplir con el cometido para el que fueron fabricados. Aparte de su correcta instalación y señalización, debe realizarse un mantenimiento periódico del extintor para verificar su correcto funcionamiento en caso de necesidad.

El control periódico, mantenimiento y \ o recarga de los extintores además de ser una cuestión de seguridad y prevención es un requerimiento legal que rige en todo el territorio nacional de México y aplica en todos los centros de trabajo según la NOM-002-STPS -2010. Por este motivo, quienes así no lo hagan, se verán expuestos a posibles sanciones y multas.

Las actividades de mantenimiento o recarga de extintores deben ser realizadas siempre por trabajadores capacitados y preparados para este fin. El prestador del servicio debe, además, garantizar el funcionamiento del equipo sobre el cual realizó el servicio de mantenimiento, por un periodo mínimo de un año, siempre y cuando conserve el seguro o marchamo.

Mantenimiento de extintores

En ningún caso se debe someter a mantenimiento a los extintores obsoletos. Según la normativa actual de extintores en México, se consideran de esta categoría aquellos cuya base sea la soda ácida, la espuma química, el líquido vaporizante o los de agua con anticongelante, operados por cartucho interior, cuando éste no sea de acero inoxidable o tenga algún recubrimiento especial para evitar la corrosión.

También están exentos de renovación los que cuenten con un cilindro de cobre o de bronce, con remaches o soldadura blanda (a excepción de los de bomba manual). Todas estas clases de extintores no están permitidas para su reutilización y deben ser retiradas en cuanto se cumpla su fecha de caducidad. En su lugar, deben ser reemplazados por otros que se adecuen en características al retirado por obsoleto.

El prestador del servicio también es la figura autorizada para la realización de las revisiones mensuales de los extintores. Dicho mantenimiento deberá estar garantizado conforme a lo establecido en la NOM-154-SCFI-2005 o las que lo sustituyan y habrá de proporcionarse al menos una vez por año. Cuando los extintores se sometan a mantenimiento, deberán ser reemplazados en su misma ubicación por otros cuando menos del mismo tipo y capacidad. En todo caso, el prestador del servicio también deberá proporcionar la posibilidad de llevar a cabo la recarga de los extintores después de su uso y en su caso como resultado del mantenimiento.

REQUISITOS DE LA REVISIÓN

Para realizar la revisión periódica de los extintores, la empresa prestadora de servicios deberá realizar una serie de comprobaciones, para verificar que todo es correcto. En caso de no serlo, deberán ser solventadas a la mayor brevedad posible. A continuación listamos los requisitos de revisión:

  • Que la señalización sea la adecuada.
  • Que los equipos cuenten con el sello de garantía.
  • Que la aguja del manómetro indique en verde.
  • Verificar el correcto estado de las ruedas en los extintores móviles.
  • Que no cuenten con daños físicos los equipos.
  • Que la etiqueta o placa se encuentre legible y sin alteraciones.
  • Que la etiqueta cuente con la información vigente después de cada mantenimiento.
  • Que los equipos que indica la norma oficial que lleven collarín lo incluyan.

En resumidas cuentas, el instalador profesional autorizado debe realizar las comprobaciones cada año, debe comprobar la carga y presión del extintor así como el estado del agente extintor en el caso de extintores de polvo con botellín de presión.

Debe también comprobarse la presión de impulso del agente extintor y el estado de la manguera, válvulas y seguros. Siempre en cada mantenimiento, la persona encargada, debe cumplimentar y guardar un documento acreditativo de las tareas realizadas y el resultado de las pruebas. Referente al etiquetado, el prestador del servicio será encargarse de retirar las etiquetas de mantenimiento anteriores e instalar las nuevas.

Recuerde siempre que la seguridad está por encima de todo lo demás. Independientemente de que el incumplimiento de la normativa de extintores pueda llegar a acarrearnos algún tipo de sanción o penalización, lo más importante es ser consciente de que cumplir estas medidas nos evitará riesgos que pueden llegar a poner en peligro nuestra vida y la de nuestros allegados. No escatime esfuerzos en mejorar la seguridad de su hogar o su negocio.


Documentos oficiales

Dentro de un mundo globalizado como el nuestro, cada vez es más común que los procesos de estandarización sean de aplicación común para los diferentes estados que componen nuestro planeta… y en materia de normativa sobre extintores no iba a ser distinto.

Parte de lo expuesto en este post se ha recogido en estándares internacionales que el estado mexicano ha suscrito como parte de la comunidad internacional. Pero en materia de legislación nacional, encontraremos diversas regulaciones publicadas en el Diario Oficial de la República.

Entre toda esta reglamentación legal destacamos, para aquellos que estén interesados en ampliar sus conocimientos, la norma oficial mexicana NOM-154-SCFI de 2005 y el proyecto de normalización NOM-202-SCFI de 2017, ambos relativos a equipos contra incendios y extintores.Si te interesa y te gustaría consultar la normativa al completo, hemos reunido ambos documentos oficiales:

Norma Oficial Mexicana
NOM-154-SCFI de 2005

Norma Oficial Mexicana PROY-
NOM-202-SCFI-2017


Posts Relacionados


Esperamos que este artículo le haya sido de utilidad. Si desea comentarnos cualquier cosa o le surge alguna duda en la que podamos ayudarle, puede dejar un comentario en la cajita al pie de este post.
¡Gracias!

Deja una respuesta