¿Qué es el fuego?

Del latín focus, podemos definir el fuego como el calor y la luz producidos por la combustión. El fuego surge a partir de una reacción química de oxidación y supone la generación de llamas y la emanación de vapor de agua y dióxido de carbono. Podría decirse que el fuego es la manifestación visual del mencionado proceso de combustión.

La temperatura y el color de la llama dependen del tipo de gases desprendidos durante el proceso de combustión. La madera, al arder, genera llamas anaranjadas, rojas y amarillas. Los hidrocarburos, en cambio, suelen producir llamas azuladas.


Tipos de fuego

Es muy importante a la hora de arremeter contra un conato de incendio saber a que clase de fuego nos enfrentamos. Saber diferenciar el fuego y por lo tanto saber elegir un método de extinción adecuado puede suponer la diferencia entre una rápida extinción o la mas ineficaz acción.

A continuación os detallamos los diferentes tipos de fuego que existen:

Fuego Clase A

CLASE - Sólidos

Fuego de materiales combustibles sólidos (maderas, tejidos, papel, plástico, etc.). Para su extinción requieren de enfriamiento, se elimina el componente temperatura. El agua es la sustancia extintora ideal. Se usan extintores clase A, ABC o AB.

Fuego clase B

CLASE B - Líquidos

Fuego de líquidos combustibles (pinturas, grasas, disolventes, naftas, etc.). Se apagan eliminando el oxigeno o interrumpiendo la reacción en cadena que se produce durante la combustión. Se usan extintores de clase BC, ABC, AFFF (espuma).

CLASE C - Gases

Fuego originado por gases inflamables tales como el gas ciudad, el butano, acetileno, metano, propano, etc... Los extintores de Polvo Químico y de CO2 son los recomendados para sofocar un conato de incendio de este tipo.

CLASE D - Metales

Fuego originado por metales inflamables. Los extintores cargados con agente extintor de polvo clase D son especialmente apropiados para la protección de incendios contra metales inflamables (sodio, magnesio, potasio, entre otros).

CLASE K - Grasas

Fuego de aceites vegetales o grasas animales. Requieren extintores especiales para fuegos clase K, que contienen una solución acuosa de acetato de potasio que en contacto con el fuego producen un efecto de saponificación que enfría y aísla el combustible del oxigeno.

INCENDIOS ELÉCTRICOS
Antiguamente conocidos como Clase E

No existe nomenclatura como tal para hablar de fuego eléctrico. Antiguamente se le denominaba Clase E, pero esa denominación desapareció. Podemos hablar de fuego eléctrico cuando el material que esta ardiendo contiene corriente eléctrica.

El agente extintor no debe ser conductor de la electricidad por lo que no se pueden usar soluciones acuosas  (extintores de agua o espuma prohibidos). Se usan matafuegos clase BC o ABC. Una vez cortada la corriente, se puede usar agua o extintores clase A o espuma química AFFF.


Jugar con fuego... es peligroso juego


El triángulo del fuego

Para que se inicie un incendio tienen que existir tres elementos que formen un triángulo perfecto, el llamado "triangulo del fuego". Estos tres factores quedan detallados a continución: 

1. Un combustible. Es la materia que se quema (se oxida). Como por ejemplo la madera, el papel, alcohol, butano... Los fuegos se clasifican según el combustible que está ardiendo. Debe encontrarse en estado de vapor (o gaseoso) o en estado incandescente en menos ocasiones.

2. Un comburente. Es lo que reacciona (oxida) con el combustible generando la combustión. Normalmente será el oxígeno presente en el aire (21% de oxígeno y 79% de nitrógeno). También puede ser un sólido como los que se usan en pirotecnia para quemar la pólvora de un cohete (nitrato amónico por ejemplo) o un líquido como el agua oxigenada. Cada combustible necesita de una cantidad determinada de oxígeno para que se produzca la combustión teniendo así un rango de explosividad o inflamabilidad que es el conjunto de mezclas aire-combustible que pueden arder. Se mezcla con el combustible en un fenómeno de difusión

3. Calor. Es la energía necesaria para iniciar la reacción. Según el combustible, esta será más o menos grande. La madera necesita de cientos de grados de temperatura y un gas como el butano solamente necesita la energía de una chispa.


El tetraedro del fuego

Juntando los tres elementos citados anteriormente se forma el incendio, pero para que el incendio progrese, la energía desprendida en el proceso tiene que ser suficiente para que se produzca la reacción en cadena. No se originará una sola combustión sino que progresivamente se van generando sucesivas combustiones, en forma de reacción en cadena. Estos cuatro factores (junto con la reacción en cadena) conforman lo que se denomina el "tetraedro del fuego"

Tetraedro del fuego

Para entender en qué consiste la reacción en cadena debemos saber que para que haya llamas en un fuego siempre debe haber gases. Cuando la cantidad de gases producidos es suficiente el fuego se autoalimenta ya que genera más calor que a su vez produce más gases y así sucesivamente, y no se apaga hasta que se elimine alguno de los cuatro elementos. Es un concepto químico complejo que depende principalmente de las características del combustible: composición, estado físico, humedad, tamaño... Está relacionado con la facilidad para producir esos gases combustibles. La madera arde antes si la tenemos seca y en pequeños trozos porque necesita menos temperatura para que empiece la reacción en cadena.

Si cualquiera de los cuatro factores del tetraedro del fuego falla, el incendio se extinguirá. De ahí que los diferentes tipos de extintor intenten eliminar alguno de los mismos, enfriando, eliminando el oxigeno, etc...


¿Qué es la combustión?

Llamamos combustión a las reacciones de oxidación que se producen de forma rápida, de materiales llamados combustibles, formados fundamentalmente por carbono (C) e hidrógeno (H) y en algunos casos por azufre (S), en presencia de oxigeno, denominado comburente y con gran desprendimiento de calor.

La combustión en un fuego produce una llama, y el calor producido puede hacer que esta combustión sea autónoma y se retroalimente. ​

Combustibles sólidos, como la madera y el carbón, primero sufren la pirólisis endotérmica para producir combustibles gaseosos cuya combustión entonces suministra el calor requerido para producir a más de ellos. La combustión está a menudo bastante caliente lo que alumbra en forma de encendido o una llama es producida. Un ejemplo simple puede ser visto en la combustión de hidrógeno y oxígeno en el vapor de agua, una reacción comúnmente


Posts Relacionados


Si te ha gustado este articulo compártelo en redes sociales y déjanos unas estrellitas. ¡Gracias!

Tipos de Fuego | Conocerlos puede salvarte la vida
4.7 (93.33%) 6 vote[s]

Deja un comentario

Cerrar menú